Beltrán: “Ante la infamia ocurrida en Pamplona el día 6 con la ikurriña, Barkos deberá dar explicaciones en el Parlamento”

La presidenta del Partido Popular de Navarra preguntará a la presidenta del Gobierno de Navarra por qué no actuó para impedir que se colocara la bandera de otra comunidad autónoma en el lanzamiento del chupinazo.

La presidenta y portavoz parlamentaria del PPN, Ana Beltrán
La presidenta y portavoz parlamentaria del PPN, Ana Beltrán

La presidenta del Partido Popular de Navarra, Ana Beltrán, ha lamentado que no fuera la propia presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, quien defendiera la bandera de Navarra el pasado día 6 de julio, y ha indicado que Barkos deberá responder en el Parlamento por ello, puesto que le planteará una pregunta oral en el próximo periodo de sesiones.

“Ante la infamia ocurrida durante el lanzamiento del Chupinazo, cuando el alcalde Asirón colocó la ikurriña, bandera de otra comunidad, en lugar preferente en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona, creemos que debería haber sido la presidenta del Gobierno de Navarra quien interpusiera el recurso para denunciar esta afrenta, igual que hizo la Delegación del Gobierno, cuyo recurso ya ha sido admitido a trámite”, indica la presidenta del PPN.

“Como presidenta de Navarra, por mucho que le guste ver la ikurriña, tiene la obligación de defender los símbolos de la comunidad que preside, y así se lo demandaron miles de navarros en la manifestación del 3 de junio”, continúa Beltrán. “Barkos no puede gobernar a base de impulsos y deseos personales, sino pensando en todos los navarros, y la mayoría de los navarros no quieren ver la ikurriña ni en pintura, y mucho menos en el balcón del Ayuntamiento de la capital”.

“El alcalde de Pamplona cometió una ilegalidad colocando una bandera que no corresponde, y la presidenta Barkos debería haber sido la primera en denunciar esa ilegalidad. Por mucho que se amparen en la existencia de un informe, lo cierto es que si tan seguro estuviera Asirón de que puede colocar la ikurriña legalmente, la mantendría de continuo, no la quitaría a los 15 minutos de lanzar el chupinazo”, explica la presidenta popular.

“Con ese hecho, lo que demostró fue que quería lanzar un mensaje al mundo: que Navarra es Euskadi, y la presidenta Barkos, por muy nacionalista vasca y por muy abertzale que se sienta, tiene la obligación, legal, ética y moral, de defender Navarra como comunidad foral diferenciada dentro de España, pues es lo que asumió cuando, en su toma de posesión como presidenta, prometió acatar la Constitución, algo que no está haciendo al permitir que se distorsione la realidad institucional de nuestra comunidad, Por eso le pediremos explicaciones”, concluye Ana Beltrán. 

Comentarios

Los comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

voto por correoThe Commonwealth Fund reported in July cialis pharmacie cialis 2014 that an additional 9.